AEMA-ITV llama la atención sobre el mantenimiento y cuidado de los frenos en este tipo de vehículo, la principal causa de rechazo en las inspecciones técnicas con un 6,23%.

La antigüedad sí influye, los vehículos de más de 15 años se rechazan en un porcentaje del 25,21%.

El día a día de muchos madrileños comienza en un autobús, ya sean escolares o públicos, son uno de los vehículos preferidos para moverse por la comunidad por lo que es imprescindible garantizar su buen estado. La Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de Vehículos de la Comunidad de Madrid, AEMA-ITV, informa que el 78.95% de los autobuses supera la inspección técnica a la primera.

Así lo muestran los datos facilitados por el Archivo de Vehículos de la Comunidad de Madrid de los tres primeros trimestres del año a AEMA-ITV, a fecha de 30 de septiembre. Es decir, de los 8.298 autobuses inspeccionados, solo fueron rechazados 1.747.

El proceso de inspección de las estaciones ITV en los autobuses es muy riguroso para asegurar su correcto funcionamiento. Al igual que otros vehículos, el paso del tiempo, el desgaste, el uso, puede provocar defectos leves, graves y muy graves en diferentes partes del vehículo que son detectados gracias al proceso de comprobación que se realiza en las estaciones ITV.

Los frenos, la principal causa de rechazo

Uno de los elementos más afectados por el desgaste son los frenos, que suponen la principal causa de rechazo en la ITV en este tipo de vehículos, un 6,23%, con los datos obtenidos hasta septiembre. A esta categoría le sigue como segundo motivo de rechazo más habitual la de Ejes, ruedas, neumáticos y suspensión, que supone un 5,92% de los suspensos.

Por su parte, el alumbrado y la señalización es la categoría que más fallos leves presenta, de los 8.298 autobuses inspeccionados entre enero y septiembre, 4.665 registraron fallos leves en este apartado, lo que supone un 56,22%.

Rechazo por antigüedad

A la hora de atender a la antigüedad de los vehículos, es normal ver un aumento conforme se incrementa su edad. En el caso de los autobuses, es obligatorio pasar la ITV de forma anual hasta que el vehículo cumple 5 años y, desde ese momento, se debe realizar la ITV de forma semestral.

Los resultados obtenidos hasta septiembre de este año muestran que solo el 20,19% de los autobuses con menos de 5 años no supera la inspección a la primera; aumenta al 23,08% en los comprendidos entre 5 y 10 años; desciende levemente al 20,3% en los comprendidos entre los 10 y 15 años; y se rechazan un 25,21% los mayores de 15 años.