¿Sabías que Bob Marley, David Bowie o Michael Jackson podrían haber sido unos buenos técnicos de ITV?

Hoy vamos a hablar… de música… Pero no de esos “ruiditos” tan molestos que a veces les salen a los coches y nos ponen en alerta de que algo no va bien en ellos. Ni de aquellos otros, música celestial para los talleres de carrocería, que se producen con todos esos conductores a los que les gusta aparcar de “oído”. No, amigos, vamos a hablar de música y músicos que bien podrían haber sido unos estupendos técnicos de ITV.

¿Imaginas llevar el coche a tu estación de ITV de confianza y ser recibido por Bob Marley, David Bowie o Michael Jackson ataviados con el uniforme de ingenieros técnicos de automoción? Son algunos de los músicos que antes de dedicarse a la canción eran artistas, pero artistas de la mecánica de automoción. Profesionales de la música como Bob Marley, David Bowie o Michale Jackson también dieron la nota bajo el capó revisando y arreglando coches, o como “estilistas” cuidando hasta el último detalle de la carrocería o el habitáculo interior.

Músicos ejemplares a la hora de llevar el coche a punto

De no haber sido por su trabajo como mecánico en un taller, Bob Marley nunca habría publicado cuando lo hizo su primer disco “Bend down low”. Invirtió todos los ahorros que había conseguido reparando coches en aquel mítico álbum.

A David Bowie, uno de sus más famosos biógrafos, Paul Trynca, le describe también como un apasionado de la mecánica: “Cuando David no estaba encerrado con el piano, se le veía con un mono de mecánico debajo de su coche; durante esta época y gracias a los derechos que cobraba, pasó de un Riley negro de los años 50 de 1,5 litros a una versión en rojo de 2,5 litros, para finalmente llegar a un Riley Gamecock de carreras de 1100 centímetros cúbicos de los años treinta con bastidor de madera”.

De Michael Jackson se cuenta que se hizo con una de las colecciones de vehículos clásicos más imponentes que se recuerdan. Lo que no es tan de dominio público es que él mismo se encargaba de personalizar por dentro y por fuera muchos de ellos. ¡Llegó a vestir una limusina por dentro como si fuera el Palacio de Versalles!

¡Es nuestro homenaje en el Día de la Música a todos esos artistas que fueron o quisieron ser mecánicos, “frikis” del funcionamiento de los coches, que nunca perdieron de vista la importancia de llevarlos siempre en perfecto estado de revista!  A buen seguro, su amor por los coches y su compromiso con su adecuado mantenimiento les dieron pocos problemas en la ITV.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *