Las ITVs voluntarias te ayudan a la hora de elegir coche de ocasión

¿Estás pensando en comprar un vehículo de ocasión? ¿No te fías demasiado del estado real de los coches que has estado viendo? Hacer una ITV voluntaria en cualquiera de los Centros de Inspección Técnica de vehículos de la red madrileña de AEMA-ITV te dará la tranquilidad que necesitas. Una revisión completa en tu ITV de confianza te sacará de dudas.

Además de la ITV obligatoria que estamos acostumbrados a pasar al coche cuando nos toca, existe la opción de pasarla voluntariamente. Son varias las situaciones en las que este tipo de ITV resuelve alguna necesidad muy concreta: desde cerciorarse de que el vehículo de ocasión que uno quiere comprar está en perfecto estado hasta tener que evitar, si conduces un coche extranjero al que le toca pasar en origen la ITV, hacer un larguísimo viaje para hacerlo.

Completa o parcial

La ITV voluntaria consiste en realizar una inspección técnica que puede ser completa, como la que se realiza cuando le toca al vehículo, o parcial, es decir, de algún elemento o sistema concreto, por ejemplo el de frenos, de dirección, prueba de humos, etc.

El caso más habitual, no obstante, es el de salir de dudas a la hora de decantarse por un vehículo de ocasión. Sólo durante el pasado mes de mayo se realizaron en Madrid más de 117 mil transferencias de coches de segunda mano, casi un 6% más que en el mismo mes del año 2019, antes de la pandemia, lo que da buena cuenta de la pujanza de este sector en nuestra región.

Garantía para el comprador de un vehículo de ocasión

La mayor parte de estas compraventas de coches usados se realizan entre particulares, muchas veces sin una revisión mecánica en condiciones de por medio y donde una mera inspección visual y la palabra del vendedor sobre el buen estado del vehículo son todas las garantías con las que cuenta el comprador para decantarse por un vehículo u otro. La ITV voluntaria es una herramienta extraordinaria para dar confianza al comprador. No solo porque puede hacer aflorar eventuales defectos a tener en cuenta, sino porque también puede aportar información, por ejemplo, sobre si el alerón o esas llantas tan llamativas incorporados al vehículo por el vendedor están o no legalizados.

¿Tienes en mente comprar un coche de ocasión? ¿Quieres hacerlo con todas las garantías acerca de su estado de conservación? ¡Piensa en la ITV voluntaria! Tienes un Centro de Inspección Técnica de la red de AEMA-ITV muy cerca de ti.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *