AEMA-ITV solicita que las cámaras de las ZBE y M30 también detecten si los vehículos tienen la ITV caducada

La Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de Vehículos de la Comunidad de Madrid, AEMA-ITV, solicita a las autoridades madrileñas que las cámaras que controlan la circulación en las zonas de bajas emisiones (ZBE) y la M-30 también detecten si los vehículos tienen la ITV caducada. La entidad recuerda que sólo a través de la ITV se puede garantizar que las emisiones de los vehículos que circulan por la ciudad no excedan los límites marcados por la normativa aplicable.

Desde el pasado 15 de septiembre, 257 cámaras de vigilancia se encuentran activas y avisarán mediante cartas de advertencia a las personas titulares de los vehículos que circulen por las zonas de bajas emisiones (ZBE) y la M-30 sin la pegatina medioambiental de la DGT. Durante los próximos cuatro meses, las autoridades simplemente darán un aviso; sin embargo, a partir del 15 de enero de 2024, se comenzarán a imponer sanciones.

En este sentido, desde AEMA-ITV recuerdan a las autoridades madrileñas el papel clave de las inspecciones técnicas para proteger el medio ambiente. De acuerdo con el más reciente estudio de Contribución de la ITV a la Seguridad Vial y al Medio Ambiente de la Universidad Carlos III de Madrid, cada año las inspecciones técnicas salvan, a nivel nacional, 575 víctimas prematuras por emisiones contaminantes.

Por su parte, según datos facilitados por el Archivo de Vehículos de la Comunidad de Madrid a AEMA-ITV durante los siete primeros meses de 2023, las estaciones de ITV detectaron en la Comunidad Autónoma más de 25.000 vehículos con defectos graves en el capítulo de emisiones de gases contaminantes.

“Tener el distintivo medioambiental de la DGT no es suficiente para garantizar que las emisiones del vehículo no exceden los límites marcados por la normativa, ya que puede darse el caso de que el sistema de emisiones no esté funcionando de forma correcta y el vehículo, pese a tener la pegatina que le permite acceder a una ZBE, esté contaminando más de lo permitido”, ha asegurado Jorge Soriano, presidente de AEMA-ITV. “Sólo si logramos que todos los vehículos que circulen por nuestra Comunidad Autónoma tengan la ITV al día, podremos reducir la contaminación generada por los medios de transporte”, ha agregado Soriano.

Una petición del sector de la ITV

El uso de las cámaras para controlar el estado de la ITV de los vehículos es una demanda que ya fue presentada por la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos, AECA-ITV, ante la Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados el año pasado.

Desde AEMA-ITV explican que, el uso de la infraestructura de cámaras ya existentes en la M30 y en los municipios de la región para llevar a cabo la detección de vehículos con la ITV caducada, es un proceso sencillo. Las instalaciones actuales tienen un alto grado de automatización que permite cruzar la información de las imágenes detectadas con los datos del Registro General de Vehículos de la Dirección General de Tráfico. Así, además de comprobar si los vehículos tienen la etiqueta B, C, Eco o Cero de la DGT se puede aprovechar el reconocimiento de la matrícula para comprobar si el vehículo ha superado favorablemente la inspección técnica y, en caso contrario, informar al titular del vehículo para que regularice la situación.