¿Circular sin la ITV en vigor puede convertirse en un delito? AEMA-ITV responde

La inspección técnica de vehículos es un procedimiento sencillo y obligatorio que garantiza que los vehículos en circulación cumplen con los estándares de seguridad y emisiones establecidos por la normativa. La conducción sin la ITV en vigor puede tener consecuencias legales graves e incluso, en determinadas circunstancias, se puede estar ante la comisión de un ilícito penal.

Por este motivo, la Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de Vehículos de la Comunidad de Madrid, AEMA-ITV, alude a la importancia de que los vehículos tengan la ITV al día ya que circular, conscientemente, con la inspección técnica desfavorable o caducada puede representar riesgos no solo para el conductor y los ocupantes del vehículo, sino también para los usuarios de las vías públicas.

En caso de siniestro vial con un vehículo sin la ITV en vigor, que haya provocado la muerte o lesiones graves, la persona causante del mismo puede estar ante la comisión de un delito penal, pudiendo concluir en la privación del derecho a conducir, sanciones económicas o hasta la imposición de pena de prisión.

En la mayoría de los casos, los vehículos que tienen un siniestro vial y no cuentan con la ITV en vigor, además de poder ser multados por las autoridades, el seguro puede negarse a cubrir los daños. Al tratarse de un requisito legal, la aseguradora podría considerar que el titular del vehículo está incumpliendo la normativa de tráfico.

Para el presidente de AEMA-ITV, Jorge Soriano, un vehículo puede provocar un siniestro vial, entre otros factores, “por el desgaste o mal estado de algunos elementos como los neumáticos o los frenos, componentes que se comprueban durante la inspección técnica de vehículos”. Por este motivo, “tener la ITV aprobada dentro del plazo asignado es esencial para la prevención de siniestros viales ya que puede detectar con antelación estos fallos que de otra forma no se identificarían”.

Aumenta la delincuencia vial

Recientemente, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos AECA-ITV ha presentado los datos de la última Memoria de Actividad publicada por la Fiscalía de Seguridad Vial. De acuerdo con esta información, el 2022 fue el de mayor volumen de delincuencia vial detectada de los últimos años, con más de 137.400 procedimientos incoados.

En concreto, en relación con el delito tipificado en el artículo 380 del Código Penal (CP), que hace referencia a conducir con temeridad manifiesta y poner en concreto peligro la vida o la integridad de las personas, en el año 2018 el volumen de procedimientos incoados fue de 1.553, mientras que en 2022 fue más del doble, en concreto, 3.539 (128% más).