Las víctimas mortales en las vías madrileñas se redujeron un 75% durante la pasada Navidad

La Asociación de Entidades para la Inspección Técnica de Vehículos de la Comunidad de Madrid, AEMA-ITV, valora positivamente los datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT) que reflejan que, desde el 22 de diciembre de 2023 hasta el 7 de enero de 2024, la cifra de fallecidos en las carreteras madrileñas se ha reducido pasando de cuatro a una única víctima mortal, en relación al mismo periodo del año anterior.

La campaña de Navidad 2023/2024 registra la cifra más baja de fallecidos en las vías de la Comunidad de Madrid con respecto a las tres anteriores. Durante la de 2019/2020 fueron 13 las víctimas mortales; 4 en la Navidad de 2021/2022; y también 4 en la de 2022/2023.

El vicepresidente de AEMA-ITV, José Luis Acebes, resalta la “necesidad de que los vehículos pasen la inspección técnica para detectar fallos que puedan producir siniestros viales y, por ende, contribuir a reducir estas cifras en la región y en el territorio nacional”. En este sentido, las estaciones de ITV de la Comunidad de Madrid “siguen trabajando para ser referente en la seguridad vial y gracias a la ITV en vigor proteger la vida de conductores, pasajeros y peatones”.

Según los datos más recientes facilitados por el Archivo de Vehículos de la Comunidad de Madrid a AEMA-ITV, correspondientes al mes de noviembre del pasado año, un 82,5% de los vehículos que acudieron a alguna de las estaciones de ITV madrileñas aprobaron la inspección técnica en la primera inspección.

Las víctimas mortales en accidentes de tráfico aumentan a nivel nacional

El Dispositivo Especial de Tráfico que la DGT ha mantenido activo desde el 22 de diciembre hasta el 7 de enero ha registrado, a nivel nacional, 19,2 millones de desplazamientos por las carreteras españolas y 54 personas fallecidas, dos más que durante la campaña de Navidad 2022/2023.

La Dirección General de Tráfico también ha destacado que el número de personas fallecidas en autopista y autovía en el citado periodo ha disminuido un 46% y que, por el contrario, el dato de víctimas mortales en vías convencionales ha aumentado un 21%.