¡Qué importantes los abuelos para la seguridad vial! Ejemplares en el cuidado del vehículo y el paso por la ITV 

¿Sabías que los abuelos dedican más atención y recursos al mantenimiento de sus vehículos que la media de los automovilistas? Que los cuidan más y mejor. Son unos conductores especialmente responsables a la hora de realizar las revisiones preventivas del coche y cumplir con su paso por la ITV. Y todo ello a pesar de que, según un estudio del IMSERSO, un tercio de ellos dedica una media de 6 horas diarias al cuidado de sus nietos.

 

Seis horas de dedicación a los nietos en las que los abuelos resultan un ejemplo a seguir en materia de seguridad vial. No en vano, según ha explicado en numerosas ocasiones la Dirección General de Tráfico (DGT), durante el tiempo en el que están al cuidado de los niños los “abus” realizan actividades como acompañarles, a pie o en coche, al colegio. Unos momentos en los que transmiten valores y pautas de conducta a la hora de cruzar una calle, por un paso de peatones y un semáforo, caminar a pie por las aceras, o transitar en coche respetando las normas de circulación o utilizando adecuadamente los sistemas de retención.

Abuelos, conductores más responsables

Los abuelos son, además, un perfil de conductor especialmente concienciado sobre la necesidad de llevar el coche a punto y la ITV en vigor. Es cierto que las estadísticas de la DGT alertan sobre la vulnerabilidad de los más mayores cuando caminan como peatones o el incremento de accidentes relacionados con automovilistas entrados en años, pero, en general, las autoridades atribuyen esos datos a la pérdida progresiva de facultades físicas que trae consigo el envejecimiento. Según un estudio de la iniciativa Posventa Plural, los conductores más mayores tienden a ser más responsables, a estar más pendientes de las revisiones del coche y de cumplir con su paso por la ITV. Seguro que los abuelos si saben dónde está su ITV de confianza y, en todo caso, pueden consultarlo en AEMA-ITV.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *