¡Podrías no pasar la ITV por el mal estado de la carrocería del coche! Cuidado con la arena y el sol este verano

Los defectos de “acondicionamiento exterior, carrocería y chasis” son los segundos más habituales en las ITVs madrileñas. Entre leves y graves suman el 17,8% del total de los casi 3,2 millones registrados el año pasado, esto es, algo más de 566 mil. Y sí, puede que no pases la ITV si tu coche presenta uno de estos defectos.

La carrocería del vehículo es fundamental para la seguridad de quienes conducen y viajan dentro del coche, pero también para los peatones. Por eso, es uno de los aspectos que se revisan en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Más aún si tenemos en cuenta que en los últimos años, el estado de las carrocerías, según diversos estudios relativos al mantenimiento del vehículo que hacemos los españoles, se ha descuidado con motivo de la crisis económica y se ha notado un incremento de este tipo de defectos detectados en la inspección técnica obligatoria.

El verano, con sus altas temperaturas, y la exposición de las carrocerías a factores altamente lesivos para ellas como la arena y la sal de las zonas de playa, es una buena época para revisar el estado de la “piel” del vehículo y reforzar su cuidado con las mejores prácticas para su conservación. Déjanos darte algunos consejos.

Consejos para cuidar la carrocería del coche en verano

Si veraneas o vives en zonas costeras, aparca siempre que puedas de espalda a la costa y más si llevas tu coche hasta la misma playa. Reducirás la incidencia de la brisa (o el viento) que sopla cargada de arena y humedad con salitre. Y no sólo por la carrocería: la arena podría obstruir el filtro de aire del motor. Si tienes opción de tenerlo a cubierto, mejor, pues evitarás también la incidencia del sol y de otros ‘enemigos’ como el salitre, los insectos o las cacas de pájaro. Tampoco está de más que enceres el coche antes de ir a la playa (o con cierta frecuencia si vives junto al mar). Y siempre, siempre, es mejor un lavado manual, menos agresivo con el recubrimiento de pintura, que uno automático.

A pesar de todas estas buenas prácticas, tu coche puede presentar daños que dificulten su paso por la ITV. ¿Qué aspectos de la carrocería se revisan en ella y pueden ser constitutivos de defectos graves? Estos son los principales: existencia de óxidos, perforaciones o desperfectos; presencia de aristas vivas o cortantes deteriorados; escobillas y limpia parabrisas deteriorados; mal anclaje de los paragolpes; y fisuras en el cristal parabrisas delantero. Por eso, antes de acudir a la ITV te animamos a revisar el estado general de la carrocería prestando especial atención a los cristales y espejos; las puertas y molduras; y posibles corrosiones en la chapa y pintura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *