No te lleves la ITV pendiente de vacaciones, pásala antes y conduce seguro

Y si la haces con una antelación de hasta 30 días no se pierden días de caducidad para la próxima inspección

Llega el verano, el calor y el sol. Estás organizando los planes de viajes, playa y relax; y de golpe te viene a la mente que es el turno de que el coche pase la ITV y empiezas a plantearte diferentes opciones: pedir a algún amigo o familiar que lo lleve por ti o pasarla de camino a tu destino, si vas en coche. La que nunca será una alternativa es la de arriesgarse en la carretera y retrasarla, ya no solo por la multa, que puede ir desde los 200 hasta los 500 euros, sino porque no garantiza una correcta seguridad para ti, los tuyos y con los que te cruzas en el camino. Pero sí hay otra opción: pasarla en la fecha que te corresponde o, incluso, pasarla antes.

La normativa permite adelantar la ITV hasta 30 días sin que ello suponga cambios en la fecha prevista para la próxima inspección. De este modo si tu fecha de vencimiento, por ejemplo, es el 7 de julio, pero la pasas dos semanas antes, la siguiente vez se mantendrá para el 7 de julio de dentro de dos años -o del año siguiente, si tu vehículo es un turismo con más de 10 años-. Solo se modificaría la fecha si se realiza con más de 30 días de antelación, sea por las razones que sean.

A la hora de acudir a la estación ITV, consejo, para aumentar las comodidades, lo mejor es pedir una cita previa a través de internet en la estación de tu elección para poder seleccionar el día y hora exactos. Además, no es necesario ser el titular del vehículo por lo que se puede acercar en tu lugar cualquier persona con carnet de conducir.

Primeras ITV de julio

Un dato importante a recordar es que si el coche ya tiene 4 años desde su matriculación, ha llegado el momento de que se estrene en la inspección de la ITV. Este mes de julio tendrán que pasarla todos los vehículos matriculados en 2018 que tengan placas entre las letras KMM y KNK.

Para estar preparado antes de ir, algunos de los puntos clave son: asegurarse de que las placas de matrícula se encuentren en buen estado, las luces funcionen correctamente, la presión de los neumáticos esté bien, las ruedas estén homologadas y tengan una profundidad de al menos 1,6 milímetros, y revisar los amortiguadores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *