Con el coche a medio gas

La  tercera oleada del COVID-19 que vivimos, unido a las nevadas y a las bajas temperaturas de los últimos días, hacen que tengamos el coche a medio gas. Se recomienda usarlo lo justo e imprescindible para extremar las precauciones y poder parar el virus.

Pero, ¿cómo cuidar el coche para no tropezar en la misma piedra de hace casi un año, cuando el estado de alarma nos obligó a quedarnos en casa? Recuerda que aunque el coche duerma en garaje también necesita cuidados para evitar fallos en la mecánica. Es recomendable, si puedes, arráncalo una vez a la semana.

Batería. Estar quieto mucho tiempo es lo peor que le puede pasar. Intenta dar una vuelta con el coche (por ejemplo, una compra grande, y así evitamos salir cada día a la calle, o llenar el depósito de gasolina) o arrancar el motor de vez en cuando, para que circule el aceite.

Ruedas. En épocas de poca movilidad se aconseja hincharlas por encima de la presión recomendada por el fabricante. Evitarás que al vaciarse las ruedas, recaiga todo el peso del vehículo en los neumáticos.

Elevalunas. Los sistemas eléctricos son los primeros que fallan en situaciones normales y en situaciones nada normales, como las que estamos viviendo. Revisa las ventanillas, quita la humedad o restos de hielo que pueden oxidar su mecánica y dificultar su funcionamiento y generar fallos.

Aire acondicionado. Error quienes piensan que sólo es para el verano. También en invierno es necesario para desempañar los cristales al arrancar el coche. Además, hay que conectarlo para tener lubricado el compresor y el filtro.

Frenos. Es muy importante evitar su oxidación. Además, la presencia de agua en el circuito puede dificultar la frenada.

Limpiaparabrisas. En invierno vigila que las escobillas no se peguen al cristal. Pon un pequeño cartón entre ambas, así evitaremos que la luna se ralle.

Recuerda que, pese a las restricciones en la Comunidad de Madrid, desplazarse para realizar la ITV es uno de los movimientos permitidos expresamente por el Gobierno, al tratarse de una obligación legal que contribuye a garantizar la seguridad vial y la protección medio ambiental.  “Se trata de una de las actividades permitidas por considerarse una obligación legal, pero es preciso llevar un justificante que acredite el motivo del desplazamiento, como por ejemplo el resguardo de la cita previa”, explica el presidente de AEMA-ITV, Jorge Soriano.

Con estos pequeños consejos, conseguirás que el coche arranque a la primera. Te esperamos en las estaciones de AEMA-ITV 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *