No te pases de frenada: señales que te indican que debes cambiar los frenos

Señales que te indican que debes cambiar los frenos

Una de las primeras lecciones que todos los conductores aprendemos en las clases prácticas de la autoescuela es la de frenar a tiempo, sin brusquedad y manteniendo las distancias adecuadas. Y es que frenar, y hacerlo correctamente, significará conducir con seguridad, y en algunos casos incluso, librarte de un accidente.

Sin embargo, el buen uso de los frenos no siempre depende de las habilidades y reflejos del conductor: su desgaste puede hacer que no funcionen como deberían y te pases de frenada. Por eso, es conveniente que realices una revisión periódica del sistema de frenos de tu coche, especialmente si tienes pensado realizar un viaje por carretera. El año pasado en Madrid, las ITVs detectaron cerca de 60.000 defectos graves en los frenos de todo tipo de vehículos y 150.000 defectos leves.

Recuerda que aunque no adviertas ninguna señal de error, debes acudir a tu taller si notas que el freno vibra al pisarlo

Ahora bien, es útil saber cuándo debes cambiar, o al menos revisar, los frenos de tu coche:

¿Por kilómetros recorridos?

No hay una cifra exacta de kilómetros a los cuales deban cambiarse los frenos, porque su estado dependerá también del modelo de coche y de la utilización que hagas de ellos cuando conduces. Sin embargo, a los 25.000 km es recomendable controlar el sistema de frenado. Además, si vas en coche por Madrid habitualmente (semáforos, pasos de peatones…), debes saber que tus frenos tenderán a desgastarse antes que si viajas por carretera.

Por testigo de desgaste

Tu coche puede avisarte de dos formas de que debes cambiar los frenos: o por sonido o por un testigo encendido en el cuadro de luces.

  • Por sonido: Casi todas las pastillas de freno emiten un sonido metálico agudo cuando se han desgastado demasiado. Así que si al frenar, tu coche chilla, necesitas ir al taller.
  • Por testigo encendido en el cuadro de luces: A veces, las pastillas de freno desgastadas envían una señal al cuadro de testigos de tu coche. Si se enciende una luz de advertencia relacionada con el sistema de frenado, es posible que debas revisarlo.

De todas formas, recuerda que aunque no adviertas ninguna de las anteriores señales, debes acudir a tu taller si notas que el freno vibra al pisarlo, que la distancia de frenado es mayor, o cualquier otra anomalía.

Compartir esta página:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *