¿Qué hacemos con el perro?

Llega julio, ¿qué hacemos con el perro? ¿Nos llevamos a Jazz a la playa?

Las mascotas no pasan la ITV, pero si llevas la tuya en tu coche, quizá debas seguir estos consejos para hacer el viaje más seguro. Porque, ¿sabías que la normativa de Tráfico en nuestro país considera a los animales como un tipo de mercancía que hay que llevar bien atado? Ten en cuenta que un animal puede distraer al conductor o dificultar la visibilidad si no está sujeto.

1-Lo más importante es pensar cómo vas a trasladar a tu mascota dentro del vehículo. Existen varios sistemas para llevarla de la manera más segura y cómoda, porque no pueden viajar sueltos. Su tamaño varía en función de si son uno o varios animales.

Algunos dispositivos que puedes encontrar son: transportín o jaula. El primero es para animales pequeños o medianos. Hay que fijarlo al coche. Otras opciones son una correa de cinturón y arnés de seguridad.  Cabe también la posibilidad de poner redes y barras para separar los asientos delanteros o zona de pasajeros, o incluso un pequeño remolque sólo para ellos.

2-El viaje. Para que el animal se sienta confiado, acuérdate de llevar alguno de sus juguetes favoritos, les dará tranquilidad. No te olvides del agua y de la comida.

3-Prohibido dejar la mascota encerrada en el interior del coche en especial en verano, para evitar los golpes de calor. Ellas también necesitan descansar, como tú.  Si ves que está nerviosa, ansiosa, que babea, para el coche y baja con ella. Os vendrá bien tomar un poco de aire.

4-Ojo, no dejes que saque la cabeza por la ventana. Es muy peligroso, para la mascota y para cualquier persona.

 

5-Y recuerda que un animal suelto puede ser un peligro para la seguridad de sus ocupantes. A una velocidad de 50 km/h, su peso se multiplica por 35 en caso de accidente. Además puede provocar distracciones y pérdidas de atención peligrosas para el conductor

6-La DGT impone unas multas económicas que oscilan los 100 euros -si el animal en cuestión va suelto en el coche- y podrían llegar a alcanzar los 200 si el animal está situado en el habitáculo del conductor.

Pero lo más importante no es la multa, sino la vida. También la de tu mascota.

 

Compartir esta página:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *