Motos y moteros salen del letargo

La primavera y el verano sacan a las motos del letargo invernal al que este año se ha unido el confinamiento obligado por el COVID-19. Es hora de disfrutar, de saborear esa sensación que sólo los moteros conocen pero eso sí, con todas las precauciones del mundo. 

Primera pregunta antes de lanzarte al asfalto: ¿Tiene tu moto pasada la ITV? Mensaje para los usuarios de un parque que en 2018 ascendía a 5.393.239 unidades. La pregunta se justifica porque los datos de absentismo en nuestro país son preocupantes. El 43% de las motocicletas y el 58% de los ciclomotores no pasan la inspección técnica reglamentaria.

Este dato convierte el viaje en una ruleta rusa. “A nadie le gustaría encontrarse con ese alto porcentaje de motos que circulan sin saber si tienen bien las ruedas, los frenos o las luces a punto”, señala el presidente de AEMA-ITV, Jorge Soriano. Los datos de la DGT confirman estos miedos. En 2019, mientras las muertes en coche se reducen, los fallecimientos de motoristas alcanzan su máximo de la última década (la cifra más alta desde 2009. Un total de 264).

Y no todo es culpa de la mala suerte. Según el Ministerio de Industria, en la Comunidad de Madrid, el 20,96% del total de motos y ciclomotores fueron rechazados con algún defecto grave (de un total de 88.192). Los capítulos con más defectos graves fueron el de alumbrado y señalización (33,8%), seguido del de acondicionamiento exterior, carrocería y chasis (18,84%), emisiones contaminantes (17,65%) y el capítulo de ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (7,96%).

Para que esto no suceda, te damos algunos consejos de los elementos que conviene revisar:

Batería. Arrancas, pero parece que no funciona bien. ¿Y qué esperabas si eres de los que no usa la moto en meses? ¿O si ha sufrido el confinamiento pertinente por el estado de alarma? A veces con recargarla no es suficiente y toca poner una nueva.

Ruedas. Son las que nos mantienen pegados al suelo. De ahí la importancia de que la presión sea la correcta. No será la misma si viajas solo o con un pasajero.

-Alumbrado y señalización. ¿Nos ayudas a romper las estadísticas de Industria? Aunque hay luz hasta bien tarde, recuerda que las motos tienen que llevar siempre encendida la de cruce. Revisa todas las bombillas o leds, tanto las luces intermitentes como la óptica trasera. El éxito de este viaje es ver y que te vean.

Niveles. Para hacer un recorrido de nivel. Comprueba el nivel de aceite de moto, líquido de frenos, líquido refrigerante y el líquido del embrague.

Transmisión. Consejo para las motos que llevan cadena. Comprueba si está bien tensada y bien engrasada.

Casco homologado. Sin casco, ¡ni a por pan! Es de suma importancia que lo tengas en cuenta. Puede salvar tu vida y la de quien te acompaña.

Sin casco, ¡ni a por pan!

Papeles en regla: Y por supuesto, el seguro y la inspección técnica obligatorios, en vigor.

Ahora sí, ahora empieza el viaje. “Me inclino, luego existo”.

Compartir esta página:
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *