,

¿Sabías que en verano hay muchos más reventones de neumáticos? ¡Cuídalos como si fueras a pasar la ITV!

¡Hasta por cinco se multiplica en verano la posibilidad de sufrir el reventón de un neumático! La razón hay que buscarla en la conjunción de altas temperaturas y presión inadecuada de la cubierta. Revisa periódicamente el estado de tus neumáticos y circula siempre, más aún en verano, a la presión que recomienda el fabricante. Si el neumático se deteriora gravemente por estas circunstancias, que suele hacerlo, y no te toca pasar antes por la ITV obligatoria donde te avisarían de su mal estado, puedes sufrir un reventón y llevarte un buen susto camino de tus vacaciones.

Una de las razones por las que puede que no pases la ITV es porque los neumáticos de tu coche presenten “defectos de estado”, que tienen la calificación de graves o, en su caso, muy graves. Si el técnico que realiza la inspección observa “ampollas, deformaciones anormales, roturas u otros signos que evidencien el despegue de alguna capa en los flancos o de la banda de rodadura” procederá a señalarlo en el informe y la inspección técnica será desfavorable. Y, si el estado de deterioro es especialmente apreciable, “con peligro de reventón muy grave” la calificación del defecto será de “muy grave” y el resultado de la inspección negativo, por lo que no podrás volver a circular, sólo podrás acudir al taller para su reparación y en grúa.

Altas temperaturas, presión inadecuada y deformación del neumático 

Como hemos señalado, a los neumáticos el calor ambiente excesivo -40 grados a la sombra y 80 al contacto con el asfalto- junto a una baja presión en el inflado, no termina de irles bien. Se deterioran por deformación. Una deformación que aumenta las zonas de contacto entre los diferentes elementos de la estructura interna y la propia cubierta, subiendo muy deprisa la temperatura. Si, además, el asfalto también se encuentra a muchos grados, el aire que está dentro de la rueda se calienta exponencialmente incrementando la presión sobre la cubierta hasta niveles incompatibles con la resistencia del neumático, que termina reventando.

Así que, ya sabes: en verano, fundamental circular con los neumáticos a la presión adecuada. Y si tienes que pasar la ITV, no te olvides de revisar antes la profundidad del dibujo (mínima de 1,6 mm) y comprobar que los neumáticos del mismo eje son de la misma marca y modelo. Los defectos en los neumáticos son unas de las causas habituales de las inspecciones desfavorables en la ITV. ¡Evita esa circunstancia! Revísalos antes de acudir a tu centro de inspección de confianza en la red de AEMA-ITV en la Comunidad de Madrid.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *