,

¿Fue un fallo en las luces del coche la causa del accidente que costó la vida a James Dean? ¡No te olvides de revisarlas periódicamente!

Ver y ser visto. Es la función principal de la iluminación del vehículo. Por eso, y porque poco antes había participado en una campaña de seguridad vial en televisión, resulta especialmente trágico el accidente que sufrió James Dean, el mítico actor protagonista de películas como “Rebelde sin causa” o “Al este del Edén”, al circular sin luces cuando el atardecer daba paso a la noche del 30 de septiembre de 1955. Su Porsche Spyder 500 fue golpeado de frente por otro conductor que además iba a excesiva velocidad. ¿Podría haberse evitado este accidente de haber llevado puestas las luces el intérprete de “Gigante”?

Nunca lo sabremos. Pero sí que este caso hizo correr ríos de tinta. Porque junto a James Dean, de copiloto, lo acompañaba en aquel trayecto un amigo mecánico de coches que, además, acababa de revisar el Porsche. La opinión más generalizada entre los biógrafos y estudiosos del actor es que todo se debió a una imprudencia. Dean era un amante del motor, comprometido con las campañas de seguridad vial dirigidas a los más jóvenes y preocupado por llevar sus coches siempre a punto. Pero… aquel atardecer, casi de noche, iba sin las luces puestas.

Ver y ser visto

Recuerda: ver y ser visto. Y para ello nada mejor que revisar periódicamente el estado del alumbrado de tu coche. Si, además, tienes que pasar la ITV, permítenos explicarte qué tipo de inspección se realiza y darte algunos sencillos consejos.

Empecemos por los consejos. Revisa personalmente que todas las luces funcionan correctamente y que están bien reguladas. Presentarte a la inspección técnica con una lámpara fundida de un faro delantero es un defecto grave, que te impedirá circular y tendrás que volver a pasar inspección una vez subsanado el defecto. Presta también atención al estado de las “ópticas”, si están muy deterioradas por efecto del sol, por ejemplo, podrían acabar también en un informe desfavorable en la ITV.

La revisión de las luces en la ITV

Ya en el centro de inspección técnica, el inspector de la estación ITV comprobará la existencia y correcto funcionamiento de las diferentes lámparas que forman parte del sistema de alumbrado y señalización. En el caso de los faros delanteros, también que estén correctamente reglados, esto es, que tengan la altura correcta, para no deslumbrar a otros vehículos. Verificará, además, el adecuado funcionamiento de las luces de cruce y de carretera, así como el de la señalización delantera y trasera (intermitentes, luces de emergencia, luz de freno, antiniebla, incluso la luz de la matrícula trasera). La casuística de defectos leves, graves y muy graves relacionados con la iluminación es extensa, pero en general, la Administración tiende a ser muy rigurosa con este tipo de defectos y acostumbran a ser de los más habituales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *